93 mil colegiales reprobados irán a la “escuelita”


 

4 DIC, 2018

Miles de estudiantes abarrotaron ayer las instalaciones de los colegios, para matricularse en el Programa Todos Podemos Avanzar (TPA), conocido popularmente como “la escuelita”, para recuperar las clases en las que no pudieron alcanzar los puntajes necesarios para ser promovidos al siguiente curso. Se estima que a nivel nacional son alrededor de 93,000 jóvenes los reprobados que pretenden buscar esa segunda oportunidad.

En Francisco Morazán unos 10,000 jóvenes resultaron reprobados en la última recuperación del año lectivo y algunos acudieron a la sede del Instituto Central “Vicente Cáceres”, Mixto Hibueras, Luis Bográn, Abelardo Fortín y España Jesús Milla Selva.

Para el caso, en este último, los alumnos y padres de familia no solo madrugaron, sino que se fueron a hacer fila desde el día anterior, con el fin de llegar primero a las ventanillas receptoras de documentos.

Algunos de los alumnos comentaban que “me quedé en dos materias y por cinco puntos no pude pasar matemáticas y por 10 me quedé en español”.

Asimismo, había padres de familia que se quejaban porque tenían hasta dos hijos reprobados “y el problema es que por cada uno se pagan cerca de 500 lempiras de matrícula en la escuelita”.

 

“ME HA SALIDO CARO”

Muchas personas llegaron desde el día anterior para hacer fila y lograr un cupo

Una de las tantas madres de familia que ayer se disponía a matricular a sus hijos fue Saraí Zavala, quien indicó que “me vine hacer fila a las 3:00 de la mañana, para llegar luego a la ventanilla, pero cuando llegué, miré esa gran fila en la acera y ya son cerca de las 11:00 de la mañana y me falta para llegar a entregar los papeles”.

Añadió que “esto me ha salido caro, porque son dos cipotes que se aplazaron y me toca pagar cerca de 1,000 lempiras por la matrícula de ellos”. Según la madre de familia, sus hijos resultaron reprobados porque ellos le ayudan en las actividades económicas del hogar. Sin embargo, hay otros que desatendieron sus estudios por poco interés y dedicarles tiempo a otros asuntos.

En tanto, la coordinadora del ATA del Milla Selva, Deisy Vásquez, indicó que en ese centro se matricularán cerca de 1,000 alumnos propios y más de 1,400 que llegarán de otros establecimientos, por lo que en total albergarán alrededor de 2,400.

 

Los jóvenes se aglomeraron en las ventanillas para entregar sus documentos.

“Este año tenemos previsto recibir unos 2,400 alumnos y las clases iniciarán el próximo lunes”, apuntó Vásquez, para agregar que este año casi tienen “el mismo rango de lo que tuvimos el 2017.

Los requisitos para inscribirse en la “escuelita” son pagar 400 lempiras de matrícula, 50 lempiras para un carné y 20 del expediente. Las matrículas continuarán toda esta semana y el lunes inician las clases para terminar en enero del 2019.

 

MINISTRO DE EDUCACIÓN

Los que se graduaron este año son héroes

Este año se están graduando 90,000 “héroes” en los colegios del sistema educativo público.

El ministro de Educación, Marcial Solís, manifestó ayer que la cantidad de alumnos reprobados “no es un tema que debemos satanizar”, aunque es importante saberlo, pero es mejor conocer el número de los que aprobaron.

Agregó que también es importante conocer la cantidad de los que desertaron, “pero ¿por qué no preguntamos por los muchachos que se graduaron?, porque son nuestros héroes. Este año tenemos 90,491 muchachos graduados y esos son los que dicen sí se puede y dicen yo quiero ir a la universidad”.

Algunos no pudieron aprobar su año lectivo por los problemas sociales, eventos naturales como las inundaciones y la migración, entre otros.

Por tal razón, Solís consideró que los graduandos son “muchachos que van a sostener a sus familias y las sacarán de la pobreza”.
Indicó que de momento no cuentan con los datos exactos de los reprobados, no obstante, un estudio preliminar indica que son más de 93,000.

Solís aseguró que el próximo año la Secretaría de Educación creará una plataforma para celulares, donde los padres de familia conocerán las calificaciones que vayan obteniendo sus hijos durante el período escolar.

 

Fuente: Diario LA TRIBUNA 

Leave a Comment