Con enormes retos arranca el año escolar 2019 en Honduras

Los índices de deserción, reprobación y repitencia se han incrementado en los últimos años mientras que la cobertura va en disminución

 

Las instalaciones de los centros educativos del país están listas para recibir a 2.2 millones de estudiantes que inician clases.

 

Ricardo Sánchez 01.02.2019

TEGUCIGALPA, HONDURAS.

Cuadernos, libros, lápices, borradores, sacapuntas, colores y cartucheras están listos para iniciar la aventura.

Todos esos útiles se suman a la esperanza e ilusión de alumnos y padres de familia y van dentro de la mochila que cargarán los menores a los que hoy se les dará el banderillazo inicial.

Este nuevo año lectivo comienza para 2.2 millones de estudiantes a nivel nacional. Las puertas de 123,000 centros educativos del país se abrirán y se inundarán de palabras, risas, entusiasmo y deseos de aprender nuevas cosas que le servirán para la vida como aprender a leer y a escribir.

800

mil menores están fuera
del sistema educativo.

 

Las expectativas para este año son altas, sin embargo, las preocupantes y decadentes cifras de la calidad del sistema educativo de Honduras hacen más difícil la ruta del aprendizaje. A ello se suman los índices de deserción, reprobación y repitencia que han ido incrementando.

Mientras que la cobertura de matrícula a nivel nacional en los últimos cuatro años ha ido en disminución.

Los alumnos siguen teniendo bajo rendimiento en español y matemáticas, no se llega a un nivel aceptable.

Las nuevas autoridades educativas, los docentes y los alumnos tienen un gran reto por delante para mejorar la calidad del sistema educativo del país.

 

COBERTURA

En 2018 se matricularon un total de 2,025,566 estudiantes en los tres niveles educativos: prebásica, básica y media.

De ese total se matricularon 252,446 niños y niñas entre tres y cinco años (prebásica).

Los menores entre seis y 11 años de edad que fueron inscritos en el nivel básico de primero a sexto grado fueron un total de 1,104,319.

A su vez, los adolescentes entre 12 y 14 años de nivel básico, de séptimo a noveno grado, fueron 403,247.

Mientras que los jóvenes entre 15 y 17 años del nivel medio fueron 265,554.

En 2017, se matricularon un total de 1,180,077 estudiantes mientras que en 2016 estuvieron inscritos 1,182,139 alumnos. En 2015 la cantidad de menores matriculados en el sistema educativo fue de 1,181,684.

Las autoridades de Educación esperan este año superar las cifras anteriores con una matrícula de 2,200,000 educandos. Para atender esa demanda escolar hay 65,000 docentes a nivel nacional. Haciendo una relación matemática se obtiene un promedio que a cada maestro le corresponde dar clases a 34 alumnos.

Sin embargo, en comunidades postergadas a un solo docente le corresponde educar hasta 60 alumnos.
Las condiciones de infraestructura de la mayoría de centros educativos requiere de remodelación.

 

EXCLUIDOS

El total de alumnos que quedaron fuera del sistema en 2018 fue 889,116.

El futuro para estos menores es incierto y desfavorable, ya que al no seguir estudiando el campo de posibilidades se reducen.

Ese casi millón de alumnos que abandonaron los estudios se ven obligados a trabajar y otros en el peor de los casos a delinquir. De ese total, fueron 326,086 niños y niñas entre tres y cinco años (prebásica).

A su vez, los menores entre seis y 11 años que debieron haber sido matriculados de primero a sexto grado fue de 58,908 y no ocurrió así. También jóvenes entre 12 y 14 años que debieron haber sido matriculados entre séptimo y noveno grado fue de 187,461.

En cuanto al nivel medio, había 316,661 jóvenes entre 15 y 17 años que debieron ser inscritos en alguna institución.

 

SOBRE EDAD

Por otra parte, el sistema registra a los estudiantes que se matriculan en un determinado grado, pero por su edad deberían estar en un nivel avanzado, a esa condición se le denomina sobre edad.

Las estadísticas señalan que hay un total de 371,431 estudiantes en condición de sobre edad en el país.

 

DESERCIÓN

En los últimos cinco años, el promedio de deserción de alumnos cada año es de 10,000 estudiantes que abandonan las aulas.

Según los datos estadísticos de la Secretaría de Educación, en 2017 desertaron un total de 67,024 alumnos.

Esa situación se vio mayormente reflejada en el nivel básico, de primero a noveno grado, fueron 54,247. Mientras que en el nivel medio fueron 12,777 los que abandonaron las aulas. Para el año pasado se proyecta una deserción de 77,067 estudiantes en los niveles educativos.

De primero a noveno grado un total de 62,039 alumnos desertaron. Mientras que para el nivel medio fueron 15,027 la cantidad de quienes abandonaron.

 

REPROBACIÓN

En 2016, reprobaron un total de 62,312 estudiantes y al año siguiente la cifra se incrementó en 80,732.

Ese fue el mayor impacto de reprobación escolar en el pa?s en los últimos años, ya que se registraron un total de 18,420 alumnos más que reprobaron sus materias de un año a otro. Para 2018 se estima una proyección de 93,124 alumnos que reprobaron sus materias, es decir, 12,392 más que en 2017.

Del total de reprobados de 2018, fueron 13,000 los que se inscribieron en el programa Todos Podemos Avanzar (TPA), también conocido como la “escuelita vacacional”.

Esta es una oportunidad para que quienes se inscriban puedan recuperar sus materias y no tengan que repetir el año lectivo.

Este proceso ya finalizó y quienes hayan aprobado serán matriculados al sistema.

 

REPITENCIA

Mientras que el promedio de estudiantes que han perdido el grado en los últimos años ha sido de 20,000 alumnos que han tenido que repetir el curso.

Esta situación se da por bajo rendimiento, ya que no tienen la oportunidad de aprobar sus asignaturas en el proceso de recuperación.

En 2017, fueron un total de 61,940 estudiantes que tuvieron que repetir el año. Para 2018, se proyecta que fueron 83,429 los que perdieron el año por bajo rendimiento académico.

Las proyecciones son realizadas por el Observatorio de la Educación Nacional e Internacional de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM). La Secretaría de Educación todavía no presenta datos oficiales del año 2018.

 

EXPECTATIVAS

“Es un día importante, iniciamos el período de clases, esperamos tener una matrícula superior a los dos millones de niños y niñas y con el gran reto que tenemos de poder hacer retornar a esos más de 800,000 niños y niñas que no fueron a clases el año pasado”, expresó el ministro de Educación, Arnaldo Bueso. Agregó que van a anunciar mecánicas diferentes para que los niños regresen a la escuela.

“La matrícula continúa y quiero hacer un especial énfasis en los padres que tomaron la decisión de migrar y que han regresado, que sus hijos perfectamente pueden reinsertarse al sistema educativo, tenemos un mecanismo listo y habilitado para que vayan a la escuela y matriculen de nuevo a sus hijos”, expresó Bueso.

La inauguración del año lectivo 2019 se realizará hoy a las 8:00 de la mañana en la Escuela Gloria Figueroa de López Arellano, en Sabanagrande.

 

 

Fuente: Diario EL HERALDO 

Leave a Comment